Hora Colombia
Inicio
Quiénes Somos
Nuestras experiencias
Nuestros Servicios
Prensa escrita colombiana
Contáctenos
Advertisement
Advertisement





¿Recuperar clave?
Calendario
Junio 2021 Julio 2021
Do Lu Ma Mi Ju Vi
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30
Ingreso de Nuevo Evento Ingreso de Nuevo Evento
Buscador

Search Wikipedia

Periodismo al Dia PDF Imprimir E-Mail
¿Leer para no creer?
Por Heriberto Fiorillo Cómo les va a los diarios y a los semanarios colombianos en medio de la doble crisis de la economía mundial y la prensa escrita? ¿Qué dicen los últimos estudios y análisis? Los principales periódicos tradicionales de la prensa nacional, aquellos ligados entrañablemente a sus lectores, se sostienen al parecer, mientras muchos de los demás han empezado a endeudarse con tendencia al cierre. Quisiéramos saber de números. ¿Alguien los tiene? Si alguna conclusión han sacado hasta hoy los entendidos internacionales, con una crisis mediática que lleva décadas, es que gran parte de los lectores ha perdido su credibilidad en los periodistas. En Estados Unidos se dice que la prensa pertenece cada vez más a grupos industriales que controlan el poder económico y están en connivencia con el poder político. Y también porque la parcialidad, la falta de objetividad, la mentira, las manipulaciones o las imposturas aumentan y son despreciables.  En las páginas del New York Times, Jayson Blair, su periodista estrella, falsificó hechos, plagió artículos copiados de Internet, inventó decenas de historias y causó un perjuicio colosal al periódico. Los dos responsables de la redacción, Howell Raines y Gerald Boyd, debieron renunciar, y hubo que crear un defensor del lector. Meses después, los lectores de USA Today, el primer diario de EU, descubríeron estupefactos que su más célebre reportero, Jack Kelley, con 20 años como viajero del mundo y quien había entrevistado a 36 jefes de Estado y cubierto una decena de guerras, resultó ser un falsificador compulsivo. Entre 1993 y 2003, Kelley inventó cientos de relatos sensacionales. Las revelaciones de esos fraudes, considerados como uno de los mayores escándalos del periodismo norteamericano, le costaron el puesto a la directora, Karen Jurgensen, y a otros dos altos mandos: Brian Gallagher, su adjunto, y Hal Ritter, el jefe de información. En plena campaña electoral, Dan Rather, presentador del informativo CBS y del prestigioso programa 60 minutos, reconoció haber difundido, sin verificarlos, falsos documentos para probar que el presidente Bush había gozado de ayuda con el fin de evitar ser enviado a la guerra de Vietnam. Rather anunció que abandonaba su puesto y se retiraba. A todos esos desastres sumemos el cambio de manos de los grandes medios, como el Canal Fox, para ser transformados en órganos de propaganda y mentiras de la Casa Blanca, con respecto a Irak. El desprestigio del The New York Times y del Washington Post resultó enorme. A propósito de lo mismo, porque este asunto va para largo, y con su conciencia limpia, el director de Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet, escribíó en el 2005, a nombre de su equipo de trabajo: "Lo más importante es no traicionar la confianza de los lectores. (...) Somos el periódico de la sociedad en movimiento, de la crítica social, de los que quieren que el mundo cambie. (...) Yendo al fondo de los problemas, con método, rigor y seriedad; presentando informaciones y análisis inéditos, que muchas veces permanecían ocultos; y atreviéndonos a ir a contracorriente de los medios dominantes. Estamos convencidos de que de la calidad de la información depende la del debate cívico. La índole de este debate determina en última instancia la riqueza de la democracia". ¿Leer para creer? Ha pasado cierto tiempo e Ignacio Ramonet sigue al frente de Le Monde Diplomatique. Habría que pedirle ahora un balance de lo ocurrido al interior y exterior de su periódico. Y estamos con suerte. Gracias a la Embajada de Francia y la Alianza Colombo-Francesa, Ramonet será uno de los grandes asistentes, en enero próximo, al IV Carnaval Internacional de las Artes. Mientras llega esa fecha, ¡Hoy es el Día de la Banderita. Contamos contigo!

 

 
Leer más...